Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva, ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz. La filosofía no sirve ni al Estado ni a la Iglesia, que tienen otras preocupaciones. No sirve a ningún poder establecido. La filosofía sirve para entristecer. Una filosofía que no entristece o no contraría a nadie no es una filosofía. Sirve para detestar la estupidez, hace de ésta una cosa vergonzosa.

Gilles Deleuze,
Nietzsche y la filosofía

miércoles, 19 de mayo de 2010

Velar es soñar por otros medios - o la funesta curiosidad del filósofo.

El lector del que espero algo como una cierta exigencia de ser:
  1. Alguien que no tiene prisa, que no se suicida arrojándose a las ruedas del vertiginoso rodar de la época.
  2. Alguien que valora, sin dejarse contaminar por los cálculos económicos o por la posibilidad de ganar o perder.
  3. Alguien que no siente que pierde el tiempo y que, por eso, tiene tiempo, que gana el tiempo que pierde, que queda en posesión de esos momentos que los más consideran una pérdida.
  4. Alguien que piensa acerca de un futuro que no vislumbra en absoluto, del que no se hace, ni puede hacerse, una idea; que convierte ese pensamiento en un modo de vivir el presente, desde el que percibe la tremenda oquedad de un futuro que no ve, pero en el que cree, para hombres que ni siquiera puede imaginar.
  5. Alguien que sigue pensando mientras lee y que sabe por eso leer entre líneas, como antídoto a la maldición ilustrada de los sobreentendidos.
  6. Alguien, por fin, capaz de olvidar ante lo que lee su yo y su cultura, que, sereno, permanece en sí mismo mientras lo que lee le saca de sí y de lo suyo.


Isidro Herrera leyendo “Pensamientos sobre el porvenir de nuestros establecimientos de enseñanza”  (escrito en la Navidad de 1872) en Cinco prólogos para cinco libros no escritos de Nietzsche ("Cada Nochevieja nos deja sentir el misterio de la contradicción de ser y devenir"), publicado por Arena libros en 1999.



 


      Blu

3 comentarios:

Vicente dijo...

Se puede ver en este texto como se critica que, en la actualidad, las personas nos dejamos llevar por todo lo que se ha impuesto por ella misma, es decir por las masas. En realidad tiene razón, y un ejemplo claro podría ser la música: la gran mayoría de los jovenes sólo escucha la música recién sacada, simplemente por ese hecho. Realmente, yo pienso que deberíamos juzgar si nos parece agradable o no la música, y no dejarnos llevar por lo nuevo, o lo que es lo mismo, por la actualidad.

En el texto hay una imágen (donde pone "de sí") en la que sale un hombre con una especie de dispositivo sobre la cabeza y donde se puede leer encima: ¡El piloto automático... qué gran líder! La verdad es que esa imagen representa como en realidad nos controlan, o dicho de otra forma, no por ello mejor, nos dejamos llevar.

Como ya dijo Raúl en el texto del mito de la caverna, salir de ella supone un duro trabajo, pero sólo aquellos que lo consiguen serán los más críticos y, también, los más felices.

Raúl Asencio dijo...

Buenas Vicente:

Podemos ver al comienzo del texto que el autor le exige una serie de cosas a un lector, este lector no esta limitado al significado del término, es decir no solo se limita a "leer" sino que es el modelo de persona crítica.

Digo esto porque entre la exigencias que se hacen esta "nadar a contra corriente" de la sociedad, una sociedad que que cuenta con cientos de brazos con los que poder agarrarte y llevarte por su camino, uno de ellos es la "actualidad"(moda?) como bien ha dicho Vicente, aunque como he dicho esta sociedad tiene diversas maneras de arrastrarte, el dinero sería otra de estos brazos que pueden llegar a enturbiar una decisión. Es decir, una decisión realizada sin el factor dinero puede complicarse cuando este entra en juego. Cosa que debemos evitar.

Otra de las exigencias sería vivir tranquilamente, vivir el presente o dicho de otra manera que os sonará más, o debería hacerlo sería "tomarse la vida con filosofía" o como bien dijo Heidegger " Estar a la espera serena en el desasimiento de las cosas por venir."

Sólo de esta manera se podrá ser el lector que el autor busca, aunque como ya he dicho antes, si conseguimos esto, no solamente seremos esos "lectores" sino personas críticas.

Un cordial saludo, ah por cierto Vicente gracias por la "cita".

Enrique Alenda dijo...

Hola:

Como han dicho mis compañeros, en este texto se puede distinguir una clara alusión al pensamiento libre y al no dejarse dominar, ya que hoy en dia somos adoctrinados en practicamente todos los ambitos, culturalmente, politicamente, socialmente... cuando cada uno deberiamos pensar por nosotros mismos.

En el video de Blansky, se ve como en sus grafitis pinta las evidencias de la sociedad que nosotros nos empeñamos en ignorar, pese a que por poco que investiguemos podriamos ver la pura realidad tal como es y no como nos la cuentan.


Un saludo. Enrique

Publicar un comentario